Los sueños y la realidad son caminos opuestos, aunque a veces...